Are you talking to me? (¿Me hablas a mí?)



En la vida diaria pasamos mucho tiempo conversando. Como seres sociales y lingüísticos, uno de nuestras mayores habilidades es la posibilidad de relacionarnos, coordinar acciones y generar futuros junto a otros, a través del lenguaje. Por lo tanto, lo que nos decimos y lo que decimos a los demás tiene consecuencias en la invención y constitución de la realidad (de nuestra generación, y ¡de futuras generaciones!).

"Nuestros resultados están vinculados a cuán efectivos seamos conversando"

Si lo pensamos, la comunicación y la organización están totalmente ligadas. Fernando Flores, político chileno, ingeniero y estudioso de las organizaciones, manifiesta que las organizaciones son redes conversacionales, redes de compromisos lingüísticos, redes de actos de habla, que viabilizan el accionar organizacional.

"¿Soy efectivo comunicando? Dime los resultados que obtienes, y te diré cuán efectivo eres"

Sin embargo, muchas organizaciones "tradicionales" aún consideran a este conversar como un “obstáculo” para el trabajo «real», identificando trabajo «real» como el calcular, organizar, programar sobre un escritorio, en una oficina, solo. Cuando en realidad, cada vez más, comprobamos como el lenguaje se constituye no sólo como herramienta descriptiva de la realidad, sino también como práctica articuladora de futuros de las personas y de las organizaciones que conforman.

"Si buscas futuros diferentes, genera conversaciones diferentes"

La esencia del lenguaje está en un escuchar histórico del ser humano. El escuchar es un ocurrir que al hombre le es dado por la Historia y su historia personal. Esto sería, nosotros escuchamos de una determinada manera, sólo porque pertenecemos a una forma de ser histórica en la cual hemos crecido, y hemos sido socializados. Por lo tanto, además de entrenarnos en el lenguaje, este mundo globalizado, cada vez más interconectado, requiere que entrenemos una escucha “globalizada”, una escucha que reconozca sus limitaciones propias de la Historia en la que está inmersa, y la historia personal propia de cada persona, para abrirse a “llenarse” de un otro.

Otro factor clave en la conversación es la indagación. Si bien está también embebida de la Historia y la historia personal de cada uno, se constituye como una herramienta para tender puentes hacia los demás, a comprender puntos de vista ajenos e, incluso, contrapuestos a los propios. Y, por último, requerimos de apelar a la curiosidad propia del ser humano. Curiosidad que está relacionada a nuestro proceso de aprendizaje y evolución, a la aplicación de nuestros 5 sentidos, del lenguaje, de la escucha y de la indagación pero, principalmente, vinculada con la búsqueda de propósito y trascendencia del ser humano.

Necesitamos de organizaciones que conversan, que escuchan, que indagan, que curiosean, que promueven espacios para la auto observación y la plasticidad en pos a la adaptación a estos tiempos cambiantes.

  • ¿Qué calidad de conversaciones promuevo?

  • ¿Cómo contribuyo con conversaciones efectivas?

  • ¿Cómo planifico y diseño mis conversaciones?

  • ¿Qué nivel de escucha, de indagación, de curiosidad aporto a las organizaciones que conformo?

Mg. Lisi Senabre lisi@endless-evolution.com www.endless-evolution.com


Lisi Senabre Coach Organizacional & Ejecutivo | Transformación Cultural | Innovación Humana | Desarrollo de Talento | Transición de Carrera | Gamification | Profesora Universitaria | Turismo | Eventos

www.endless-evolution.com

#cambioorganizacional #cambiocultural #coachingejecutivo #coachingorganizacional #crecimientoprofesional #crecimientopersonal #change #leadership #liderazgoempresarial

43 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo